Patetismo Universitario


Alberto Fernández-Soto, autor de este blog, entre los atletas más rápidos del mundo en la carrera de cien metros lisos.

Bonito título... no se precipiten a felicitarme, más abajo lo explicaré del todo.

Voy a hablar de una noticia que apareció recientemente en el servidor de noticias de la Universitat de València. Se refiere a uno de esos rankings de éxitos universitarios que últimamente parecen florecer por todas partes. Uno de ellos es elaborado anualmente por la Universidad de Shanghai, y en él aparecen universidades de todo el mundo, clasificadas en base a parámetros como el número de premios Nobel que allí trabajan o se han formado, o la cantidad de artículos en revistas científicas de prestigio que son publicados por sus profesores.

Claro que se puede pensar en otras clasificaciones, o que alguien puede pensar que otros índices puedan medir de manera más ajustada la calidad de una universidad. Pero al menos son parámetros directamente mesurables, y dan una idea (nos guste o no) de la calidad investigadora de las instituciones.

La parte patética comienza con el título de la noticia, tal como viene reflejada en la página de noticias de nuestra Universitat:

"La de Valencia, entre las mejores universidades del mundo, según el ranking que elabora anualmente la Universidad de Shangai"

Impresionante. Cualquiera que conozca estos rankings sabe que, por desgracia, las universidades españolas no quedan muy bien paradas en ellos. No obstante la UV aparece "entre las mejores universidades del mundo"!

El problema viene cuando uno empieza a leer el texto... la UV aparece, en efecto "entre las mejores universidades del mundo". Concretamente, en un puesto entre la 203 y la 304 (es que hay 102 empatadas con la misma posición). Hombre, podemos compararnos sólo con "nuestro entorno" y ver dónde caemos entre las universidades europeas... Pues entre la 81 y la 123. Si nos paramos en las españolas, estamos por detrás de Barcelona, y empatados con Madrid Complutense y Madrid Autónoma...

A fin de comparar, y sin entrar en las universidades que verdaderamente están en lo más alto, podemos nombrar que centros europeos como Bristol, Manchester, Utrecht, Copenhague, Estocolmo, Oslo, Helsinki, Basilea,... están bien claramente por encima de nosotros (y de cualquier universidad española) en la clasificación.

¿Es para estar orgulloso? ¿Es para hacer una nota de prensa y anunciarla a bombo y platillo en las páginas de noticias? Yo, la verdad, creo que no. Cuando pienso en las mejores universidades del mundo me vienen a la mente nombres como Cambridge, Oxford, MIT, Harvard, Caltech, Lomonosov, Berkeley, Zurich,... No me sorprende ver que, de algún modo, realmente todas esas caen entre las 30 primeras. Las 50, 100 primeras, aún son motivo de orgullo. Por ejemplo, las otras dos universidades donde he trabajado (New South Wales en Sydney, Stony Brook en Nueva York) caen en el bloque 151-202, y la verdad, no creo que presuman mucho de ello.

Al llegar a 300 creo que el orgullo debería decaer un poco.

Por cierto, sí, estoy orgulloso de estar entre los atletas más rápidos del mundo en la prueba de cien metros lisos. Según mis cálculos, mi marca de 19.38 segundos me pone aproximadamente entre los quinientos millones de corredores más rápidos. Buenas noches.

Comentarios

Buenas noches, Alberto, lamento no estar entre las "contestadoras a comentarios en el blog propio más rápidas del mundo".
Por el contrario soy aquella profesora de lengua que llevó un día a clase un texto tuyo (un fragmento del artículo "Identificación de galaxias remotas") y la polémica de la que hablábamos en mi blog giraba en torno a si tu texto era divulgativo o especializado.
Mis alumnos (2º de Bachillerato de Ciencias ), mantenían que era especializado y yo que no llegaba a serlo; mi opinión es que podría estar destinado a universitarios con algún conocimiento previo - elegí un fragmento bastante exlicativo, y de ahí que en esa entrada les pusiera otro fragmento sobre los límites de la divulgación científica - la verdad es que pusieron mucha pasión en el debate- De cualquier forma estaremos encantado de que nos des tu opinión al respecto.
Gracias por tu comentario en nuestro blog, mañana se lo contaré a mis alumnos porque les resultará agradable saberlo.
Buenas noches, Alberto, lamento no estar entre las "contestadoras a comentarios en el blog propio más rápidas del mundo".
Por el contrario soy aquella profesora de lengua que llevó un día a clase un texto tuyo (un fragmento del artículo "Identificación de galaxias remotas") y la polémica de la que hablábamos en mi blog giraba en torno a si tu texto era divulgativo o especializado.
Mis alumnos (2º de Bachillerato de Ciencias ), mantenían que era especializado y yo que no llegaba a serlo; mi opinión es que podría estar destinado a universitarios con algún conocimiento previo - elegí un fragmento bastante exlicativo, y de ahí que en esa entrada les pusiera otro fragmento sobre los límites de la divulgación científica - la verdad es que pusieron mucha pasión en el debate- De cualquier forma estaremos encantado de que nos des tu opinión al respecto.
Gracias por tu comentario en nuestro blog, mañana se lo contaré a mis alumnos porque les resultará agradable saberlo.
Alberto ha dicho que…
Muchas gracias por el mensaje Ana! Acabo de contestarte en tu blog, espero que lo leáis y (ojalá) que pueda seros útil. Si quieres cualquier cosa que pueda ayudaros, será un placer. Un saludo.
Muchas gracias por todo, de nuevo con retraso, te contesto- he visto ahora mismo tu comentario. Me viene muy bien, por cierto, pues el profesor de Ciencias Naturales y yo hemos propuesto a nuestros chicos la realización de un artículo científico y les hemos dado directrices en la línea que tú comentas. Así es que de nuevo "usaré" tu comentario como autoridad en el tema. ¡Gracias!, seguimos en contacto

Entradas populares de este blog

25 años no es nada...

¿Por qué "Acuto!"?